Ruta modernista por Barcelona


Para conocer la esencia que hace única a la ciudad condal, te proponemos una ruta o paseo modernista por los edificios que más ritmo y vida le dan a las calles de Barcelona. El modernismo en Cataluña es distinto al resto de Europa y adquiere una personalidad propia. Líneas curvas, luces, colores y detalles hacen que la arquitectura modernista en Barcelona baile y tenga vida propia.

El modernismo en Barcelona evoca las formas orgánicas y la naturaleza con sus curvas, diversos materiales, colores y elementos tan alegres y decorativos como flores y mariposas. Te animamos a descubrir tú mismx lo que esconden las atractivas calles de Barcelona con este paseo que te ayudará a conocer su esencia. >> Guardar en Pinterest

Algunas de estas casas se pueden visitar pero otras son oficinas o viviendas privadas. Aquellas que están abiertas al turismo tampoco son precisamente económicas. Además de la Sagrada Familia, el Palau de la Música o el Hospital de Sant Pau ¿qué otros edificios puedes descubrir en este paseo modernista?




Manzana de la discordia:
En tu visita a Barcelona inevitablemente pasarás por este tramo del Passeig de Gràcia, una de las avenidas más concurridas y con más clase de la ciudad. Aquí se concentran 5 edificios modernistas de reconocidos arquitectos catalanes:

1. Casa Batlló: este edificio fue adquirido por Josep Batlló, un rico empresario. Compró el edificio y lo reformó en 1906 para vivir con su familia. Entonces Antoni Gaudí ya era un arquitecto de gran renombre y Batlló quedó asombrado con los trabajos que estaba llevando a cabo. Lo más destacado es su fachada de azulejos y la simulación de un dragón en la parte superior con escamas de colores.

2. Casa Amatller: es el primer capricho modernista de la época en este tramo de calle. Antoni Amatller, un empresario chocolatero, le encargó el diseño de este palacete a Josep Puig i Cadafalch en 1900. Destaca por su delicada fachada plana modernista imitando el estilo neogótico y flamenco, como podemos ver en su parte superior y escalonada.

3. Casa Bonet: la remodelación de este antiguo edificio fue tan tardía que su decoración es muy sencilla y austera, respondiendo también a una especie de estilo neogótico e italiano. La reforma fue diseñada por Marceliano Coquillat en 1915 y a día de hoy alberga el Museo del Perfume de Barcelona.

4. Casa Mulleras: esta casa diseñada por Enriq Sagnier en 1911 es la más sencilla y austera de todas al haber sido construida en el modernismo tardío. Carece de ornamentación destacando solamente el acristalado de la primera planta. No se puede visitar porque es un edificio residencial.

5. Casa Lleó i Morera: encargada por la señora Francesca Morera a Lluís Domènech i Montaner en 1902, es una de las 3 casa de la Manzana de la Discordia diseñada por grandes arquitectos. En la Guerra Civil la casa sufrió importantes daños que tuvieron que ser restaurados. Algunos dicen que es un pequeño 'Palau de la Música' ya que su interior es precioso.

Entrada Casa Amatller

6. La Pedrera / Casa Milà: si continuamos por el Passeig de Gràcia hacia abajo nos toparemos con esta casa conocida popularmente como la 'Pedrera' que significa cantera. Podría ser la casa modernista más conocida de Barcelona por ser otra de las obras de Antoni Gaudí y la diseñó en 1910 para el matrimonio Milá, en su plenitud artística. Podría decirse que fue como su laboratorio artístico donde experimentar con el movimiento y las formas orgánicas o las líneas curvas.

7. Casa de les Punxes: en la Diagonal llama la atención este palacete modernista que bien nos recuerda a un castillo medieval de una peli de Disney. En realidad son 3 casas unidas que encargó un empresario barcelonés para sus tres hijas al arquitecto Josep Puig i Cadafalch en 1905. Actualmente son oficinas y viviendas privadas y no se puede visitar.

8. Casa Comalat: es una de las joyas modernistas más desconocidas y llena de misterio, situado en la Diagonal y calle Córcega. Como buen burgués de la época, el prestamista Comalat le encargó el diseño de esta casa al arquitecto a Salvador Varelli i Purpull en 1911 y como vemos en sus formas,materiales y colores, tiene mucha influencia gaudiana. Su interior es sorprendente y ya que no se puede visitar os dejo un enlace para verla por dentro: >> Interior de la Casa Comalat.

9. Palacio del Barón de Quadras: edificio situado también en la Diagonal que también sufrió una gran reforma encargada por Manuel de Quadras a Josep Puig i Cadafalch en 1906 tras la reforma que ya hizo en otras residencias de su propiedad. Tiene un estilo de inspiración plateresca y gótica y destaca esa tribuna corrida y acristalada de la segunda planta.

10. Casa Calvet: un empresario textil de la alta burguesía encargó la construcción de esta casa en 1900 para instalar las oficinas de su empresa a Antoni Gaudí y ahora se ha convertido en un elegante restaurante que pretende conservar el gusto y la exquisitez para sus sus clientes. Su diseño es discreto y sencillo para ser una obra de Gaudí, lo que hace que pase desapercibido para los viandantes.


11. Casa Vicens: aunque está alejada de las rutas más turísticas de la ciudad, si tienes tiempo de sobra acércate a ver el primer trabajo que se le encargó a Antoni Gaudí de gran importancia. Construida en 1885 con una decoración neomudéjar y toques orientales, este proyecto fue muy comentado y causó mucha sensación entre la burguesía de la época. Podemos ver aquí los sellos más originales del artista que eclosionaron posteriormente en el modernismo.

12. Casa Llopis Bofill: Manel Lobo y Bofill, un abogado y terrateniente de la época, le encargó el proyecto a Antoni M. Gallissà en el año 1903 y se trata de su proyecto más destacable. Podemos ver detalles e influencias islámicas dentro de ese estilo modernista. Sufrió desperfectos en la Guerra Civil y tuvo que ser restaurada.

13. Casa Fuster: el proyecto de este edificio fue encargado por la mujer de Mariano Fuester a Lluís Domènech i Montaner quien lo construyó en 1910 con motivos neogóticos y decoración en mármol rosa para que residieran en ella. A día de hoy es un hotel 5* de súper lujo precioso. Podemos encontrarlo en el Passéig de Gràcia a la altura de la Diagonal.

14. Casa Ferran Guardiola: también conocida como 'la Casa China' este curioso edificio de fachada monumental es obra del arquitecto valenciano Juan Guardiola diseñado expresamente para la vivienda particular de su hermano Ferrán Guardiola. Fue construida en 1919, un modernismo ya tardío y la puedes encontrar en la Gran Vía, cerca de la Facultad de Filosofía.

15. Casa Sayrach: aún más impresionante por dentro que por fuera, su belleza se distingue por las líneas y formas curvas. Cuando apenas los arquitectos trabajaban ya este estilo Manuel Sayrach (sin tener aún el título de arquitecto) proyectó este edificio en 1918.


¿Qué os han parecido todas estas casas modernistas? algunas ya te sonarían, incluso puede que las hayas visitado... y otras podrían pasar desapercibidas. ¿Cuál es la que más te gusta? yo me quedo con la Casa Comalat; la fachada de atrás me encantó! >> Guardar en Pinterest