Qué ver en Sevilla


Ya lo decían 'Los del Río', Sevilla tiene un color especial y es algo que vas a notar al poner el primer pie en la capital andaluza. Tal vez sea por la frescura del río Guadalquivir, sus más de 300 días de sol al año, o el arte y la música que suenan por las plazas y callejones de la judería. Testigo de la historia del Al·Andalus a partir del siglo IX es el aire musulmán y mudéjar que envuelve la ciudad.

Saborea las tapas y montaítos con más clase en tabernas centenarias. Escucha el acento sevillano a ritmo de flamenco y en los paseos nocturnos disfruta el olor a jazmín y azahar que se hacen inolvidables. Los colores y la alegría de la Feria de Abril o la devoción por las vírgenes más queridas de la Semana Santa son muestras de la intensidad con la que viven los sevillanos sus fiestas más importantes. Una ciudad sorprendente que despertará todos tus sentidos. ¡A disfrutar!  >> Guardar en Pinterest // Guía en PDF




1. La Giralda: uno de los iconos más representativos de la ciudad es la Giralda, la que fue antiguo minarete de la mezquita de Sevilla a finales del siglo XII y hoy en día es el campanario de la catedral cristiana. Es uno de los monumentos más visitados y bien merece la pena, especialmente para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad. Como curiosidad, es 8 metros más alta que el mismísimo Big Ben.

2. Catedral de Sevilla: es un privilegio tener una de las catedrales más hermosas y grandes del mundo en la capital andaluza. Solo la superan en tamaño la Basílica de San Pedro en Roma y Saint Paul en Londres. Es el templo gótico más grande del mundo y también lo es el retablo de su altar. Fue construida en el siglo XV sobre la antigua mezquita y es espectacular tanto por fuera como por dentro. En su interior también acoge los restos de personajes tan históricos como Alfonso X el Sabio y Cristobal Colón.

3. Plaza de España: es otro de los lugares más asombrosos de Sevilla y una de las plazas más bonitas del país. Fue construida para Expo Iberoamericana del 29 y su forma semicircular está compuesta por bancos de azulejos de los artesanos de Triana que representan cada provincia española. El edificio ahora alberga diferentes institutos como Geográfico Nacional o la Oficina de Extranjería. También hay un canal que recorre la plaza con barquitas para remar. No olvides fotografiarte en el banco de tu provincia. 

4. Real Alcázar: es un regalo para los amantes del arte y la historia ya que es un bello ejemplo de la arquitectura islámica, mudéjar y hasta toques góticos y renacentistas que ha ido adquiriendo con el paso de los siglos. Es otro de los lugares imprescindibles y más agradables de visitar gracias a sus patios, sus jardines paradisíacos y el sonido del agua que nos hace transportarnos a un oasis de paz en la esplendorosa época del Al·Andalus, en pleno centro de Sevilla.

5. Torre del Oro: junto a la Giralda es otro de los iconos más representativos de la ciudad. Situada en un lugar estratégico a orillas del Guadalquivir que se construyó en el siglo XIII para proteger a la ciudad de los enemigos que llegaban navegando por el río. Su nombre se debe al tono dorado que siempre se reflejó en el río al atardecer y actualmente alberga el Museo Naval de Sevilla.



6. Parque María Luisa: es el pulmón y la zona verde más grande de la ciudad, como un oasis de paz y naturaleza en medio de todo el bullicio. Estanques, plantas exóticas, mucha sombra y una agradable brisa que agradecerás en los meses de verano. En verano es un refugio tanto para sevillanxs como turistas y además es precioso.

7. Santa Cruz - La Judería: Sevilla llegó a tener el segundo barrio judío más importante de España en el siglo XIII. En la actualidad es uno de los lugares más encantadores y auténticos de la ciudad, salpicado por el olor a azahar, callejones laberínticos, el sonido del agua, flores y leyendas. Sin duda un lugar al que tendrás que dedicarle una tarde de paseo.

8. Archivo General de Indias: es el emblemático lugar donde se concentra toda la documentación referente a la administración de las colonias españolas en América y Filipinas. Fue ordenado construir por la Corona Real en 1875 y en su interior podemos encontrar mapas, dibujos, textos escritos por Magallanes, Cristóbal Colón... una ilustradora visita y auténtica joya para los amantes de la historia.

9. La Maestranza: junto con Las Ventas de Madrid es de las plazas de toros más importantes de España, aunque esta tiene una tradición y encanto especial, con fecha de origen en el año 1761. Es uno de los monumentos más visitados de la ciudad y puede resultar interesante a nivel histórico, pero estoy totalmente en contra de matar animales simplemente por ocio y entretenimiento.

10. Tapear por Sevilla: si eres amante del buen comer, estás en tu sitio porque Sevilla es el paraíso para lxs amantes de las barras de los bares, de la cañita, las tabernas, las tapas buenas y baratas y el ambiente alegre. Pronto haré una lista de las tapas que no debes dejar de probar en tu escapada a Sevilla.




11. Palacio de San Telmo: es un hermoso palacio barroco construido en el siglo XVII por orden de la Santa Inquisición y tuvo diferentes usos a lo largo de la historia: la universidad de mercaderes, el colegio de la Marina etc. A día de hoy es la sede de la Junta de Andalucía y su fachada exterior es cuanto menos llamativa.

12. Pasear por Triana: cruzando el puente más bonito de Sevilla llegarás a uno de sus barrios más auténticos y con más esencia. Calles alegres, humildes y sencillas pero con una gran oferta de bares de tapas, de los de toda la vida y tapas de las buenas. Una visita obligatoria con unas vistas preciosas a la bulliciosa ciudad de Sevilla.

13. Calles de San Bartolomé: este tranquilo y silencioso barrio aun conserva las auténticas calles laberínticas y llenas de misterio de la antigua judería de Sevilla. Aunque es menos conocido que el barrio de Santa Cruz, esconde historias mágicas como las de la Calle Verde, que merece la pena buscar si dispones de tiempo suficiente.

14. Una ruta de casas-palacio: el comercio con el 'nuevo mundo' trajo a Sevilla años muy prósperos y la ciudad sufrió una revolución artística y cultural. Estos palacetes que componen parte del patrimonio sevillano son hermosas joyas arquitectónicas y culturales que esconden bellos jardines y obras de arte del nivel de Zurbarán, Murillo o Goya. Algunas de esas casas son privadas pero otras se pueden visitar y de verdad que merecen la pena.

15. La Macarena amurallada: la Macarena es uno de los barrios sevillanos más castizos y con más solera de la ciudad. Como si fuera un pequeño pueblo dentro de Sevilla rodeado por su muralla árabe del siglo XIII y una bonita ermita donde aguarda una de las vírgenes más importantes de España. Aquí también se encuentra el impresionante palacio del Parlamento Andaluz.


16. Iglesias y vírgenes: La devoción de los sevillanos por sus vírgenes está presente en cada calle de Sevilla donde las iglesias o ermitas siempre hacen acto de presencia. La Macarena, La Esperanza de Triana, La Magdalena... una de las cosas que debes hacer es visitar el interior de estos templos que se desde fuera se ven tan sencillos. Al entrar te sorprenderán sus ostentosos altares... Iglesia de Santa Maria la Blanca

17. Guadalquivir en barco: el Guadalquivir es de los pocos ríos navegables de España y un privilegio hacerlo a la altura de Sevilla. Es todo un clásico para quienes quieren descubrir la ciudad de una forma diferente, hacer otro tipo de actividades o tomar un descanso y relajarse contemplando la ciudad desde el río. Hay diferentes compañías y horarios que ofrecen paseos de una hora y otros que incluyen un almuerzo o cena.  

18. Las Setas: es una enorme y moderna estructura de madera situada en el centro que puede recorrerse y sirve de mirador a la ciudad. Aunque de primeras la impresión no sea demasiado buena ya que no se integra nada en el entorno, se ha convertido en uno de los principales atractivos de la ciudad. Tal vez lo más interesante de este lugar sea las ruinas que esconde debajo: Antiquarium, con restos visigodos, islámicos y romanos.

19. Isla Mágica: si te gustan los parques temáticos en Sevilla puedes disfrutar de un día en este parque de atracciones ambientado en el descubrimiento de América en seis zonas temáticas diferentes: Puerto de Indias, Amazonia, Puerta de América... Se hizo aprovechando algunos edificios de la Expo Universal del 92 y cuenta con atracciones aptas para todas las edades y emociones.

20. Itálica: es una de las ciudades de época romana más importantes que existían en aquel momento, ciudad natal de los grandes emperadores Trajano y Adriano y se encuentra a menos de 20 minutos de Sevilla capital. Cuenta con un gran anfiteatro, avenidas, mosaicos... todo un tesoro para lxs amantes de la cultura clásica. 


Con permiso de ciudades como Madrid, en mi opinión Sevilla podría ser la ciudad más bonita de España. Subjetivamente no es la que más me gusta, pero a ojos de cualquier turista y más si es extranjerx, seguro que le cautivará. ¿Qué opinas, es la más bonita o crees que las hay mejores? >> Guardar en Pinterest // Guía en PDF

>> INSTAGRAM <<

 También te puede interesar