Qué ver en Córdoba

A orillas del Guadalquivir se encuentra Córdoba, una de las ciudades más mágicas e interesantes de España. Descubrir esta ciudad significa conocer la importancia de su Califato y la influencia de las diversas culturas que aquí convivieron. En una misma ciudad podrás pasear entre restos romanos y despertar los sentidos gracias a la herencia musulmana: patios, jardines, flores y agua. 

Escucha y siente el flamenco, recorre los laberínticos callejones del barrio judío de día o de noche en busca de tabernas centenarias, saborea las tapas más típicas y no olvides hidratarte bien en verano en la ciudad más calurosa del país.  Los colores y la alegría de los Patios de Córdoba o la devoción por las vírgenes más queridas de la Semana Santa son muestras de la intensidad con la que lxs cordobeses viven sus fiestas más importantes. Una ciudad mágica que te cautivará. ¡A disfrutar! >> Guardar en Pinterest // Guía en PDF



1. La Mezquita de Córdoba: es el monumento más visitado y la perla de la ciudad única en Europa. Se trata de la antigua mezquita del Califato construida hace más de 1300 años sobre un templo visigodo. Cinco siglos después fue reconvertida en un templo cristiano y ya en el siglo XVI Carlos V ordenó la construcción de la actual catedral que aun conserva la inconfundible sala de oración y el patio de los naranjos. Sin duda un monumento impresionante.

2. Alcázar de los Reyes Cristianos: es uno de los monumentos y lugares más bonitos de Córdoba gracias a sus jardines. Fue construido en 1236 (época cristiana) y también fue residencia de los Reyes Católicos mientras dirigían la Reconquista de Granada. También se organizó aquí la ruta hacia las Indias dirigida por Cristóbal Colón, uno de los acontecimientos más importantes de la historia de España.

3. Puente Romano y Calahorra: construido el puente en el siglo I a.C, durante muchos siglos fue el único puente que comunicaba ambos lados del río. La Calahorra se encuentra en uno de los extremos del puente y sirvió como fortaleza defensiva en época musulmana aunque a día de hoy alberga el museo del Al·Andalus. El mejor momento para visitar el puente es al atardecer para ver la iluminación y los colores del cielo reflejados en el río.

4. La Judería: el laberinto de callejas empedradas es la parte más mágica y encantadora de la ciudad. Estrechos callejones alegres decorados con flores de colores donde convivían musulmanes, judíos y cristianos en la Edad Media. Un lugar imprescindible para visitar y perderse que hacen única esta ciudad.

5. Calleja de las Flores: situada en la Judería, es la calle más fotografiada y conocida de la ciudad. Es un estrecho callejón con maceteros y flores colgados a ambos lados desde donde hay una hermosa vista al campanario de la Catedral. Al otro lado esconde una pequeña placita con encanto, como todas las de Córdoba. Es muy estrecha pero siempre está llena de gente.


6. Plaza de las Tendillas: es la zona comercial de Córdoba ideal para ir de compras o tomar algo, rodeada de calles peatonales y tiendas de marcas conocidas. Aunque no es tan turística como la zona de la Mezquita y alrededores, es la plaza y punto de encuentro que no debe faltar en cada ciudad. A partir de aquí Córdoba adquiere el aspecto de cualquier gran ciudad.

7. Plaza de Capuchinos: es una pequeña y humilde plaza envuelta en un halo de misterio donde se encuentra la escultura más querida por lxs cordobeses: el Cristo de los Faroles. La escultura fue realizada en 1794 y desde entonces las leyendas acerca de este lugar aun viven. En las iglesias de alrededor también se encuentran las imágenes de las vírgenes más importantes de la Semana Santa cordobesa: la Virgen de la Esperanza y la Virgen de los Dolores (1719).

8. Ruta por los patios de Córdoba: aunque esta fiesta declarada Patrimonio de la Humanidad se celebra en Mayo cuando los patios participantes abren sus puertas al público, es posible visitar algunos patios a lo largo de todo el año y lo mejor es hacerlo de la mano de guías especializados en la ciudad. Si optas por recorrer la ciudad a tu aire estate atentx a cada puerta, aunque se ven desde fuera esconden patios maravillosos.

9. Templo Romano: es una muestra de historia y gran ejemplo del pueblo que fundó la ciudad. Varios siglos antes de la llegada de los musulmanes a Córdoba, los romanos construyeron este imponente templo en el siglo I d.C y del que a día de hoy solo se conservan esas enormes columnas. No fue descubierto hasta 1950 cuando comenzaron las obras del Ayuntamiento. 

10. Probar el salmorejo: si hay algo que representa la gastronomía cordobesa y es conocido en toda España es el salmorejo. Se trata de una crema fría y espesa ideal para tomar en el aperitivo. Se hace a base de tomate, pan, aceite, ajo y se sirve con virutas de jamón y huevo duro. Puedes probarla en forma de tapa en cualquier bar o taberna y siempre entra bien, sobre todo en verano.

11. Palacio de Viana: es un majestuoso palacio digno de visitar, repleto de patios de estilo cordobés (12 en total) y un hermoso jardín. Su origen data del siglo XV y poco a poco fue evolucionando y se le fueron añadiendo los patios. En su interior, el II Marqués de Viana (uno de sus antiguos propietarios) conservaba tesoros y colecciones de todo tipo: desde vajillas, tapices hasta pinturas y armas de fuego. 

12. Plaza de la Corredera: creada en el siglo XVII sobre un circo romano, es la única plaza rectangular en Andalucía. Ha sido testigo de ejecuciones de la Inquisición, ha servido como plaza de toros y en el siglo XIX albergó el mercado más grande de Córdoba. A día de hoy es una plaza tranquila donde quedan algunas tiendas, cafeterías y bares de copas.

13. Caballerizas: en el siglo XVI Felipe II decidió crear en Córdoba un espacio para una de sus pasiones: los caballos. Aquí fue donde nació el caballo de pura raza o andaluz y aunque las caballerizas tuvieron que ser reconstruidas casi en su totalidad en un incendio, a día de hoy se puede visitar la cuadra principal y una colección de carruajes del siglo XIX.

14. Los flamenquines: son unos rollitos rellenos de lomo de cerdo y jamón serrano rebozados y fritos en pan. No es que sea lo más apto para la dieta pero entra tan bien con una cerveza como aperitivo que ya lo podemos ver en bares de toda España! 

15. Medina Azahara: al estar alejada unos kilómetros de la ciudad no es un monumento tan visitado o conocido y sin embargo se trata de un de los yacimientos arqueológicos más importantes del mundo. Abderramán III ordenó levantar esta ciudad como símbolo de poder, llegando a ser el epicentro más importante del Al·Andalus y del que tan solo se ha desenterrado un 10% de la superficie. ¿Imaginas lo que supondría desenterrar toda la ciudad?

Aquí termina esta lista de cosas que ver y hacer en Córdoba. Igualmente hay muchas más que estoy incluyendo en la guía de Córdoba completa. ¿Conoces ya Córdoba? a mi me deja impresionada la Mezquita cada vez que la visito y me encanta perderme por la Judería. ¿Qué es lo que más te gusta de la ciudad? >> Guardar en Pinterest // Guía en PDF

 También te puede interesar