Qué ver en la Toscana de Florencia

La Toscana es una de las regiones más bonitas de Italia. Es tierra de praderas verdes que se pierden en el horizonte y viñedos que serpentean entre colinas. Además tiene como capital una de las ciudades más bellas del mundo: Florencia

Un viaje a la Toscana es para quien busca perderse, quien quiere relajarse sin dejar de descubrir exquisita gastronomía y conocer parte de la historia de Italia. Disfrutar del placer de perderse por carreteras y paisajes inolvidables para llegar a pueblos medievales, castillos e iglesias renacentistas repletas de arte. Es inevitable imaginarte protagonista de Bajo el sol de la Toscana, pues esta región es digna de escenarios de película. >> Guardar en Pinterest

Si todo esto no te parece suficiente para motivar un viaje a la Toscana, entonces espera a ver cada pueblo...


1. Florencia: la capital de la región y una de las ciudades más bellas y deseadas del mundo. Conocer Florencia es sinónimo de recorrer un museo al aire libre que se ha quedado estancado en el Quattrocento. Es una ciudad única repleta de arte y arquitectura que hará que quieras regresar siempre . >> Clica aquí para ver con detalle.

2. Siena: si no la conoces podría ser tu gran descubrimiento de la Toscana. Detenida también en el siglo XIII, un casco antiguo Patrimonio de la Humanidad, ciudad universitaria ideal para visitar en un día y fácil de llegar desde Florencia. No olviradás la Piazza del Campo y la torre del reloj del Palazzo Comunale.

3. Pisa: no hay viaje a Florencia sin visita a Pisa y es que no puedes volver a casa sin haberte fotografiado con su famosa Torre Inclinada. También reconocerás el Baptisterio y el Duomo. No te prives de dar un paseo por los jardines y caminar hasta llegar al río Arno. Pisa es una ciudad más grande de lo que parece.

4. Lucca: no olvides pasar por 'la Ciudad de las Cien Torres' en tu recorrido por la Toscana. Otra pequeña ciudad amurallada Patrimonio de la Humanidad que te transportará a la Edad Media entre callejuelas estrechas y torreones de iglesias. Su plaza ovalada situada donde había un antiguo anfiteatro y llena de terracitas típicas italianas te conquistará.

5. San Gimignano: se la conoce como 'la Ciudad de las Mil Torres' y más llamativa que la anterior, podrás comprobar por qué. Situado sobre una colina donde destacan los 14 torreones medievales (de los 72 que había en su origen) y su muralla del siglo XIII, San Gimignano es uno de los pueblos más encantadores de toda Italia gracias a sus callejones y aire medieval.


6. Pitigliano: se encuentra algo más alejado de las zonas turísticas y por eso guarda aún su esencia y autenticidad. El pueblo nos recibe sobre un promontorio volcánico desde donde cuelgan las casas, creando así una postal inolvidable. Antiguos allejones de piedra, hiedra y silencio. Créeme cuando digo que merece la pena alejarse un poco de la ruta básica para llegar hasta él. 

7. La Val d'Orcia: esa postal de colores mágicos que tenías en mente de la Toscana es justo en este valle. Colinas redondeadas con caminos entre cipreses, casonas centenarias y pueblos de piedra medieval. Tierra de viñedos y buena gastronomía. Un paseo ideal para hacer en coche que no puede faltar en tu ruta por la Toscana.

8. Probar el Chianti: los viñedos cubren gran parte de esos paisajes idílicos que encontramos en la Toscana y es que uno de los vinos tintos más prestigiosos y conocidos del mundo es de origen toscano. Puedes visitar alguna de las bodegas con la Denominación de Origen o probarlo con una tabla de quesos italianos.

9. Volterra: no solo es otro de los pueblos medievales que visitar en la Toscana; también tiene un importante pasado etrusco y a día de hoy aún conserva algunos elementos combinados con ese aire medieval su bien conservado casco antiguo. Su castillo es el más antiguo de toda la Toscana y en Florencia se inspiraron en él para construir el Palazzo Vecchio

10. Termas de Saturnia: son unas aguas de manantial que emergen a 37ºC y forman una serie de piscinas naturales. Imagina lo agradable que es entrar a una de sus pozas de agua caliente y darte un baño para aprovechar sus efectos medicinales y terapéuticos. El acceso es libre y suelen estar masificadas.


11.  Pienza: en pleno Valle del Orcia se encuentra otro de esos pueblecitos medievales por los que dejarse caer. Con un casco antiguo diminuto aunque también Patrimonio de la Humanidad, Pienza, lleno de palacetes renacentistas encargados por el Papa Pío II (para su ciudad natal) fue creado para ser 'el pueblo ideal' literalmente.

12. Arezzo: es la otra cara de la Toscana, más desconocida y menos turística. Es una ciudad medieval alegre para quienes buscan alejarse de las masas turísticas que recorren ciudades monumentales. Un refugio para quienes quieren conocer la Toscana sin prisas, relajarse, probar su gastronomía y dejarse llevar. Está rodeada de diminutos pueblos llenos de paz y silencio.

13. Lucignano: este pequeño pueblo medieval situado en lo alto de una colina destaca por su curioso y pequeño casco antiguo empedrado y la muralla que lo rodea. Su planta urbanística de anillos concéntricos van trepando colina arriba desde el exterior del pueblo hasta la colegiata en una red de callejuelas tranquilas y silenciosas que te harán regresar al pasado.

14. Montepulciano: de origen etrusco y romano, este pueblo de estética medieval y palacios renacentistas también se encuentra sobre una colina rodeado por su muralla. Entre sus coquetas calles empedradas y llenas de plantas te tropezarás con sorprendentes miradores a los típicos paisajes toscanos del Valle del Orcia y los viñedos.

15. Pistoya: en comparación con el resto de pueblecitos toscanos que hemos visto, Pistoya es otra de las ciudades grandes donde se ha desarrollado notablemente con la industria del textil en la actualidad, pero también rebosa de arte, desde restos etruscos hasta edificios góticos y renacentistas. Si tienes tiempo de sobra es una buena opción para visitar.


Quizás, cuando lleves varios pueblecitos visitados ya te parecerán muy parecidos entre ellos. Por eso yo recomiendo seleccionar los que más te interese visitar y combinar en el viaje con otro tipo de actividades como una degustación de vinos en alguna bodega, darse un baño en alguna de las termas de la región... etc. Cuéntame ¿ya has estado en la Toscana? ¿qué has visitado? :) >> Guardar en Pinterest

 También te puede interesar 

No hay comentarios:

Publicar un comentario