Visitar Cinque Terre (Liguria, Italia)

En la costa de la región italiana de Liguria nos encontramos con unos de los paisajes mediterráneos más espectaculares del país. Cinque Terre es una serie de pequeños pueblos costeros muy coloridos que trepan por los escarpados acantilados de esta riviera italiana. 

Entre esos callejones serpenteantes se acumulan las estrechas casitas colina arriba, unas encima de otras. Casas con sus ventanas y puertas de madera color verde, al más puro estilo 'Italia encantadora' y sus puertos pesqueros que provisionan a todas las trattorias de sus especialidades en marisco. Estos pequeños pueblos se integran en este paisaje natural con unas panorámicas tan impresionantes como vamos a ver. Nos encontramos en la provincia de La Spezia, en el Parco Nazionale delle Cinque Terre, que presume de acantilados, calas íntimas, piscinas naturales y alguna que otra playa además de sus 5 pueblos. 

No te pierdas este artículo si quieres conocer los 5 pueblos más bonitos del Norte de Italia y si vas a preparar una visita te recomiendo leer este artículo: >> consejos para visitar Cinque Terre.

 Dicho esto, solo queda dejarse enamorar por la auténtica y encantadora Italia:

1. Monterosso al Mare
2. Vernazza
3. Corniglia
4. Manarola
5. Riomaggiore


Situado en un pequeño golfo natural al Norte y con poco más de 1400 habitantes, Monterosso es el más grande y turístico de Cinque Terre: con más hoteles, tiendas, restaurantes y servicios en general, además de contar con playas en un entorno precioso. Dicho de otra forma, es el pueblo más turístico y desarrollado aunque si prefieres alojarte aquí (en vez de en La Spezia) reserva con mucha antelación. No te pierdas el casco antiguo y su iglesia, el mirador de San Francisco de Asís y la Statua del Gigante al lado de la playa! Monterosso se encuentra a 4 km (+ de 1 hora a pie) del siguiente pueblo: Vernazza así que recomendamos hacer este tramo en tren.

Fotos de Peter Jaspers y Rossana Leung




El siguiente pueblo es Vernazza, un auténtico pueblo pesquero donde no existe el tráfico en coche. Justo al lado del puerto hay una pequeña y agradable plaza donde tomar un café y una playita. Puedes visitar también el Castello Doria, la iglesia y terminar la visita en algún mirador. Recorrer este pueblo no te llevará más de 2 horas así que puedes poner rumbo al siguiente pueblo. Se encuentra a 1 hora a pie del siguiente pueblo: Corniglia, y el sendero tiene un desnivel de 200 metros así que recomendamos hacer el tramo en tren.






Es el pueblo más pequeño de los cinco y se encuentra justo en el centro de la ruta. Es el único que no tiene de acceso directo al mar y se encuentra a 100 metros de altura rodeado de viñedos, así que ya te puedes hacer una idea de las vistas desde aquí. Puedes visitar la iglesia de San Pedro o asomarte a su increíble mirador. 

Para llegar desde la estación de tren hay que subir la Scalinata Lardarina, una escalera (no voy a decir el cuántos escalones para no desanimarte) porque la visita merece la pena :), tómalo como una sesión de deporte para hacer hueco a un rico plato de pasta. El recorrido hasta el siguiente pueblo: Manarola, es de 6 km por lo que recomendamos hacer el tramo en tren.





La postal más conocida de Cinque Terre por defecto. Un pueblecito de cuento con casas de colores y muchas, muchas cuestas. Camina un poco por los senderos para obtener las mejores vistas del pueblo y conseguir la mejor foto (verás que no serás el/la únicx). Puedes caminar por la Via dell'Amore, el sendero que conecta con Riomaggiore en menos de 2 km. así recorres un poco de la ruta, disfrutas de las vistas y evitas el trayecto en tren.






Es el último de los pueblos y el más cercano a La Spezia para acabar el día. Es un pueblectio muy, muy pintoresco con rincones encantadores para perderse recorriendo sus calles. No te pierdas el castillo, la iglesia y sus miradores pero lo mejor del día llegará al final de la tarde: no te olvides de bajar al puerto para ver la puesta de sol. Los colores de las casitas van cambiando y a medida que la noche va cayendo las calles se iluminan. La puesta de sol será el momento más mágico de todo el día.



Cinque Terre puede ser una escapada con mucho encanto, ideal para hacer en pareja, en familia o una excursión para completar un viaje a Génova o Florencia. ¿Lo tienes en la lista de viajes pendientes o ya lo has visitado? Guárdalo en Pinterest clicando aquí!



1 comentario: