Qué hacer en Ibiza

A Ibiza se la conoce como la isla blanca y cada verano a trae a cientos de miles de turistas venidos de todo el mundo. Una pequeña isla blanca mediterránea con un aire muy hippie es uno de los paraísos que tenemos en España y es capaz de hacernos sentir en el mejor lugar del mundo. Sin embargo, lo mejor de Ibiza son sus contrastes.

Con la luz del sol se respira tranquilidad y paz en este paraíso natural, pero al caer el sol la isla se transforma en locura y fiesta. Si buscas un punto intermedio, Ibiza también es tu isla. Un destino ideal para venir en pareja o con amigos, pero también en familia. Entre 4 y 5 días será suficiente para la primera toma de contacto con la isla: es pequeña y fácil de recorrer en coche. ¿Nos acompañas en el recorrido? >> Guardar en Pinterest



Las mejores playas y calas de Ibiza:

Sin lugar a dudas, las playas son el atractivo natural y principal de la isla. Calas secretas, aguas cristalinas... más de 200 km de costa, arena blanca y agua turquesa. Con lo pequeña que es la isla y cuánto hay donde elegir...

1. Cala Comte: una de las más conocidas y visitadas por todo el mundo por su cercanía a San Antonio, uno de los epicentros de la fiesta ibicenca. Chiringuitos hippies (pero nada baratos), música house y mucha gente joven en una de las calas más hermosas de la isla, también al atardecer.

2. Platja d'en Bossa: otra de las más conocidas de la isla al estar cerca del aeropuerto y de Ibiza, por su fiesta día y noche. Esta playa nunca duerme porque está rodeada de algunas de las discotecas más prestigiosas de la isla, hoteles y clubs. Si buscas fiesta en la playa, esta esta es tu playa. 

3. Cala San Vicentela cala más grande de la isla te dejará con la boca abierta por sus aguas con un azul turquesa que parece imposible. Resguardada por un abrigo de montañas cubiertas de pinos que hacen que el entorno sea precioso y los hoteles que hay queden integrados en el paisaje. Una playa perfecta para ir a pasar el día con amigos o en familia. Esta es mi preferida, la que procuro visitar cada vez que voy y recomiendo a todo el mundo. >> Clica aquí para ver con detalle.

4. Cala Vedella: de las más sorprendentes y bonitas resguardadas por la montaña. Las casas, restaurantes y chiringuitos de alrededor han sido integradas en el paisaje para que siga conservando su belleza natural. Aguas cristalinas, azul intenso y ambiente tranquilo en una de las mejores playas para ver la puesta de sol. Esta es otra de mis favoritas.

5. Cala Salada: otra de las más populares y concurridas al estar cerca de San Antonio y bien merecido, ya que sus aguas cristalinas y su fondo arenoso son increíbles. Te encontrarás con un chiringuito, música y gente joven. Ideal para ir en pareja o con amigos aunque tendrás que ir pronto si quieres coger sitio. 


Los pueblos más bonitos de Ibiza:

Pero el verdadero encanto ibicenco se esconde en cada uno de sus pueblecitos costeros o de interior y sus casas centenarias envueltas de tradición. Una esencia mediterránea que aun está por descubrir...

6. Dalt Vila (Eivissa): dentro de la muralla, con callecitas estrechas y casas blancas llenas de flores puedes subir hasta el Castillo y la Catedral de Santa Maria de les Neus. Después podrás bajar al puerto de Ibiza recorriendo sus callejones blancos llenos bares y cafeterías con aire mediterráneo y tiendas de ropa hippie y adlib, el famoso estilo ibicenco. Así de encantador (y exclusivo) es el casco antiguo de la ciudad de Ibiza. 

7. Santa Eulària des Riu: alejado del turismo de masas de Ibiza o San Antonio, Santa Eulalia es más tranquila y familiar. Un pueblo costero en un entorno muy agradable, playas de ensueño que caracterizan la isla y una oferta de bares y restaurantes muy amplia y más económica que en otras zonas de costa.

8. Es Cubells: dos casas, urbanizaciones escondidas entre los pinos y un bar y una iglesia componen este pueblecito. Tras serpentear carreteras imposibles viendo el mar, llegamos a este pueblecito de arquitectura blanca ibicenca. Lo mejor de todo es su ubicación privilegiada sobre un acantilado y las vistas que cortan la respiración.

9. San Miguel de Balansat: un pueblecito blanco ibicenco y tranquilo de interior, en medio de la naturaleza. Situada al norte, donde la isla respira tranquila y la vida va mucho más despacio, alejada de la juerga. Un buen lugar para desconectar del bullicio de la parte sur de la isla y comer a buen precio. No olvides visitar su iglesia.

10. Sant Joan de Labritja: calles tranquilas y blancas de esencia ibicenca. Otro pueblo de interior situado también al norte de la isla y rodeado de silencio y naturaleza con algún que otro bar. Recorrerlo te llevará pocos minutos y también te hará desconectar.


Las mejores vistas:

11. Mirador de Es Vedrà: lo más hermoso de la isla se encuentra en su litoral y se ve mucho mejor desde las alturas. Acantilados de vértigo, mar Mediterráneo, calas turquesa o azul intenso, bosques de pinos y puestas de sol de película. Los miradores de Ibiza te conquistarán.

12. Ver un atardecer: ¿te has dado cuenta que no debes perderte los atardeceres? dicen que en Ibiza son los más bonitos del Mediterráneo. Las puestas de sol son todo un evento, una celebración, un espectáculo mágico que no te puedes perder de ninguna manera. Al caer el sol, recuerda estar siempre por la zona oeste de la isla, toma asiento y déjate llevar por los ritmos tribales de los tambores de Benirràs o la música chill out en el Café del Mar.

13. Café del Mar: el icono de la música chill out y local de referencia en la isla donde no te puedes perder su atardecer al lado del mar. Eso sí, siempre está lleno de gente y no es un lugar económico precisamente, pero si lo que quieres es ver la puesta de sol podrás hacerlo sin problema por el paseo marítimo de San Antonio sentado en algún banco o en las rocas.

14. Paseo en barco: desde excursiones que rodean navegando la isla de Ibiza, paseos por las calas hasta alquilar tu propio yate o velero. Con o sin patrón. La isla de Ibiza tiene un litoral espectacular con calas y acantilados de vértigo que también merecen la pena conocer desde el mar. 


Y para terminar...

15. Mercadillos hippies: para amantes del incienso, la artesanía y bisutería, artículos de 2º mano o comer y beber con música en directo y batukadas. En la isla se organizan varios mercadillos hippies de fama internacional donde pasar un buen rato y comprar un recuerdo típico de la isla, pero de los de verdad.

16. Beach clubs: empieza a calentar el cuerpo en Ibiza en cualquiera de los beach clubs que encontrarás por la isla. Ya tengas ganas de bailar y mezclarte con la gente o tomar algo en un ambiente más relajado, los beach clubs son lo que buscas. Siempre situados en la costa y la mayoría con unas vistas estupendas a la puesta de sol ¡así es Ibiza!.

17. Ocio nocturno: bien es sabido que la fiesta es la reina de Ibiza. Por la noche, la locura se desata y su oferta de discotecas baten récords a nivel mundial (ya sabes, a fiesta nadie nos gana). Pero prepara la cartera y los billetes porque no es nada barato. Hay diferentes zonas de marcha por toda la isla según la intensidad y las ganas de fiesta que tengas. 

18. Probar su gastronomía: y poco se habla de algo que gusta a muchxs: su gastronomía. Como en toda España, aquí se come de maravilla y con un poco de cuidado, no nos costará un riñón. Es una gastronomía mediterránea, por tanto es muy rica y variada. Muchos platos son de pescado y algunos ya los conocemos pero ¿conoces su repostería? está de muerte!

19. Ibiza deluxe: otro de los motivos por los que se conoce Ibiza en todo el mundo es por el lujo y su glamour. Por aquí han pasado estrellas del cine y de la música, deportistas, modelos, diseñadores y un largo etc. Pocxs son quienes pueden permitirse este estilo de vida, pero si nos apetece sentirnos de la jet set por un día siempre podremos alquilar un velero o una villa en Ibiza. 

20. Excursión a Formentera: dedicar un día de tu viaje a Ibiza para hacer una excursión en barco a Formentera podría ser una buena idea. Alquila una moto o una bici y visita las playas más populares de la Formentera que parecen traídas directamente de Cuba, aunque te adelanto que te quedarás con ganas de más.

Existe Ibiza para todos los gustos y hay que disfrutar de la isla en todos los sentidos, aunque eso nos llevará más de una semana, entonces ¿qué tal si repetimos el año que viene? 
>> Guardar en Pinterest

 También te puede interesar 

No hay comentarios:

Publicar un comentario