La región de los lagos italianos (Lombardía)

Parte de la región más septentrional de Italia, haciendo frontera con Suiza, se alza a miles de metros en los Alpes Italianos. Si llegamos a la región en avión ya podemos ver por la ventanilla la belleza natural de este lugar. En las faldas de las montañas podemos encontrar paisajes espectaculares gracias a los lagos glaciares que abundan en la Lombardía rodeados de las altas montañas con sus cumbres nevadas.

En la región de los lagos el tiempo pasa despacio y la vida se disfruta relajada. Es un destino tranquilo perfecto para los amantes de la naturaleza, donde poder perdernos para conectar con nuestro cuerpo y mente. Un conjunto de lagos salpicados por pequeños pueblecitos encantadores con sus castillos y monasterio o jardines que parecen sacados de un cuadro y sirvieron de inspiración para artistas y escritores. Ya sabes, prepara tu cámara de fotos porque este lugar es precioso.

Ya seas amante del deporte, el arte o la gastronomía aquí encontrarás tu lugar: rutas a caballo, deportes acuáticos como kayak o windsurf, golf, restaurantes especializados en la gastronomía local, museos y pueblos llenos de arte...

A continuación vamos a ver los lagos más bonitos de Italia, de este a oeste: los grandes lagos, los pueblecitos de alrededor y otros lagos menores ¿Nos vamos?


Es el lago más grande de Italia y uno de los principales puntos turísticos del norte del país, sobre todo en época de verano, ya que el lago es tan grande que parece un mar entre los Alpes. 

El lago está rodeado de pueblecitos pintorescos con sus jardines y sus puertos que lo llenan de vida especialmente en verano. Es un lugar perfecto para disfrutar de tus vacaciones y perderte por sus pueblos, practicar deportes acuáticos, visitar parajes naturales o simplemente relajarte en una terracita tomando una cerveza o un café mientras contemplas el paisaje. 

Su pueblo más alegre y visitado es Sirmione, una pequeña península que se adentra en el lago. Puedes visitar una antigua villa de época romana, el castillo medieval o relajarte en su balneario. A diferencia de los demás pueblos, Sirmione recibe mucho turismo así que en esta localidad encontrarás de todo, hasta un parque de atracciones: Gardaland. El problema de la localidad llega en verano cuando todos los aparcamientos están completos, incluso aquellos que son de pago. 

Otros pueblos con encanto del lago son Malcesine, Toscolarno, Valtenesi, Desenzano, Limone o Tignale. Desde Malcesine hay un funicular que te permitirá disfrutar de las vistas desde el aire y llega hasta Monte Baldo.

Sirmione, Lago di Garda
Desenzano, Lago di Garda



Es algo más pequeño en comparación con los grandes lagos (el 4º por detrás de ellos) y también más tranquilo pero a belleza nada tiene que envidiarles, por lo que supone un lugar ideal para el descanso. Se encuentra entre la ciudad de Bérgamo y Brescia y su peculiaridad es el Monte Isola, una isla habitada que destaca por su gran montaña de 275 metros. Se puede acceder a esta isla en barco y recorrerla a pie es muy fácil. Sin embargo, la imagen más conocida de este lago es el fascinante castillo neogótico del siglo XIX en la Isola di Loreto

Puedes aprovechar para probar los platos de la zona, en su mayoría a base de pescado a la brasa o al horno, como la trucha o la anguila.

Isola di Loreto en el Lago d'Iseo




Con su característica forma de Y, es uno de los lagos más conocidos y frecuentados por celebrities y la jet set como bien lo merece su belleza. Desde el siglo XVI las orillas del lago ya comenzaron a flanquearse con espléndidas villas como la Villa d'Este, uno de los escenarios del Jardín de la Alegría de Alfred Hitchcock. También se encuentra la Villa Oleandra, una hermosa mansión que fue adquirida por George Clooney por un valor nada menos que de 9 millones de €!. Madonna, Donatella Versacce, Silvio Berlusconi y el millonario Richard Branson (el de Virgin) son otros de los personajes que se suelen dejar ver por aquí, pero ya en el pasado había acogido a personajes ilustres como Giuseppe Verdi, Rossini o Vicenzo Bellini. 

Es el tercer lago en tamaño, por detrás de Garda y Maggiore y aquí se encuentran pueblos tan evocadores y mágicos como Bellagio o Varenna que aun conservan su encanto original. Perderse por sus callecitas serpenteantes y repletas de flores en busca del mejor souvenir es todo un placer. No te pierdas tampoco los jardines a orillas del lago que son todo un espectáculo de colores sobretodo en primavera. 

Bellagio, Lago di Como
Calles en el pueblo de Bellagio
Varenna, Lago di Como




Es el lago más occidental y más grande, por detrás del Lago di Garda. Hace frontera con la región de Piamonte y parte del lago se introduce en Suiza. La alta burguesía europea se instaló aquí no solo por su belleza evidente, sino por llegada del ferrocarril en el siglo XIX. Como consecuencia de este auge, si navegamos por el lago nos encontraremos con las Islas Borromeas llenas de mansiones envueltas en fantasía, exuberantes jardines y palacios dignos de cuentos de princesas, como el Palazzo Borromeo que incluso alberga obras de Tizziano y Rubens en la Isola Madre. En estas islas se han alojado personalidades como Diana de Gales y Napoleón.

No te puedes perder el funicular de Stresa-Mottarone y sus vistas con el lago a tus pies o hacer un recorrido en el Maggiore Express, un tren panorámico que recorre el lago y llega a Lorcano (en Suiza) a bordo de un tren histórico con regreso en barco. 

Palazzo Borromeo en la Isola Madre, Lago Maggiore


Otros lagos menores

Lago di Varese y Lago d'Orta son 2 pequeños lagos situados a cada lado del Lago Maggiore, separados por un monte con un denso bosque que lo cubre (el lago de Orta pertenece ya a la región del Piamonte). Llegar aquí es huir de las zonas más turísticas y rodearte de silencio y paz. Son el lugar perfecto para una escapada con tu pareja o en solitario donde te rodearás de íntimos paisajes que parecen sacados de una película. Si visitas los lagos entre semana seguramente encuentres la zona completamente vacía. 

El Lago d'Idro se encuentra al otro lado, entre el Lago de Garda e Iseo y es el más pequeño de todos los que hemos visto. Además se encuentra en un lugar casi secreto, rodeado y protegido por altas montañas que hacen de este lago otro remanso de paz, similar a los 2 anteriores.

Por último nos vamos al Lago di Lugano que aunque en su mayor extensión se encuentra en terriorio suizo, una pequeña parte pertenece a Italia.

¿Has visitado alguno de ellos? ¿Con cuál te quedas? pronto escribiré sobre cómo llegar a ellos. Mientras tanto, puedes escoger como base la ciudad de Milán y desplazarte desde allí :) ¡espero que te haya gustado!

 También te puede interesar 

No hay comentarios:

Publicar un comentario