Qué comer en Hungría

Una de las cosas que más me llama la atención de Hungría es su gastronomía poco apta para dietas o estómagos delicados. La cocina húngara es generosa en cantidades y potente en calorías para soportar las gélidas temperaturas de invierno. Abunda la carne, el pescado y las especias y sin embargo la verdura brilla por su ausencia. Dignos de mencionar también son los dulces y postres ya que los húngaros son expertos pasteleros y manejadores de la nata.

La ventaja es que Hungría es un país económico en comparación con otros países europeos por lo que probar sus platos locales es más asequible y todo un placer para el paladar. Desde los bistros más tradicionales a los más novedosos... toma nota de los platos que tienes que probar:   >> Guardar en Pinterest // Guía en PDF




1. Paprika: es la especia roja que nosotrxs conocemos como el pimentón. Es muy típica de Hungría ya que la usan en abundancia para cualquier plato y se obtiene al moler diferentes tipos de pimientos secos (desde los más dulces a los más picantes). Es el símbolo de la cocina húngara.

2. Gulyás (gulash): el más tradicional y plato estrella de la cocina húngara que puedes encontrar casi en cualquier parte de Europa centro y Este. Consiste en un estofado de carne de ternera con verduras, mucha paprika y se suele acompañar con unas bolitas de pasta: tarhonya o csipetke. No puedes irte de Hungría sin probar este plato. 

3. Lángos: es una especie de pizza al estilo húngaro que se hace con una masa frita aunque los ingredientes son muy diferentes. Se utiliza una base de tejföl: una crema agria de color blanca que usan para muchos otros platos y se le puede añadir tomate en rodajas, ajo, cebolla, queso etc. Se toma como tentempié o comida rápida y también está muy rica.

4. Töltött káposzta (col rellena): son unas bolas de repollo o col hervida rellenas de carne picada, paprika, arroz y otras verduras que se suele acompañar con el tejföl, la crema agria. Así se rebaja el sabor de este plato tan potente que además es cuanto menos raro. A mi personalmente no me gustó nada, pero para gustos los colores.

5. Téliszalámi: es una especie de salami húngaro hecho con diferentes especias como la paprika y carne de mangalica, una especie de cerdo autóctono de Hungría. Actualmente podemos encontrarlo en algunos supermercados de la marca Pick. Suelen tomarlo en los desayunos para obtener la energía y calorías necesarias para soportar el frío


6. Rakott Krumpli: este es un plato que no falla nunca pero no es apto para dietas: un 'pastel' de patatas en rodajas y a modo de capas horneadas con chorizo o beicon, huevo cocido y por supuesto la crema agria: el tefjöl. Es el plato preferido de los más peques.

7. Kürtòskalács (chimeneas dulces): ya las habrás visto en mercadillos navideños o medievales porque se han popularizado en toda Europa. Se trata de unos cilindros de masa dulce cocinados a la brasa y se espolvorean con canela, coco, almendras, nueces o chocolate. Suelen venderse en los mercadillos y entran genial sobre todo cuando hace frío.

8. Somlói galuska: es un postre tradicional y favorito de los húngaros. Se hace con tres tipos de bizcocho diferentes (bizcocho normal, nueves y chocolate) con ron y pasas recubierto de nata montada y chocolate. Antiguamente se hacía con las sobras de diferentes bizcochos y tartas y actualmente se puede tomar en pastelerías y cafeterías acompañado de un café.

9. Dobos torte: otro de los postres más típicos de Hungría que podrás tomar para acompañar al café. Se trata de una tarta hecha con varias capas finas de bizcocho rellenas con una crema hecha de chocolate y mantequilla y cubierta por unos triangulitos de caramelo ¡está riquísima!

10. Palinka: para bajar la comida y calentar el cuerpo termina con un chupito de este aguardiente de frutas hecho con  ciruela,  melocotón etc, aunque ellos lo toman a cualquier hora del día. Cuidado porque tiene una alta graduación alcohólica (40º!) y si te acuerdas de tus amigxs pero no sabes qué detalle tener ¡aquí tienes una idea! 



En realidad hay más de 10 platos típicos, pero la lista quedaría interminable. Aquí os dejo otros tantos y si conoces alguno más estaré encantada de saberlo (coméntalo!)

Halaszle:
Pogacsa:
Mákos Rétes:


2• El halaszle (jalaslé): Es una sopa de pescado que se hace normalmente con carpa u otros peces de agua dulce. La forma de cocinarlo es muy parecida a las anteriores, con un buen sofrito de cebolla y mucha paprika. Se prepara en una gran caldera durante muchas horas de cocción y es muy típico tomarlo en navidades.

5• Pogacsa: Son el aperitivo más común y los puedes encontrar por todas partes. Son unos pequeños panes salados redonditos hechos con ingredientes muy diversos: cebolla, paprika, ajo, semillas de sésamo...

• Mákos Rétes: también conocido como strudels, son unas capas finas de masa enrolladas, similar al brazo de gitano, pero rellenas fruta y requesón, nueces o semillas de amapola.
• 
>> Guardar en Pinterest // Guía en PDF

>> INSTAGRAM <<

 También te puede interesar