Qué ver en Comillas

Comillas es otro de los pueblos más bonitos de Cantabria, que junto a su vecina Santillana del Mar no debes pasar por alto. Es una villa elegante y señorial gracias a su historia. A principios del siglo XIX esta villa era digna de reyes: las grandes fortunas de los indianos la pusieron de moda y toda la alta burguesía de la época quería su residencia de veraneo aquí. 

Su historia está ligada a la burguesía catalana y fue la cuna del modernismo gracias a un joven que emigró a Cuba con 14 años y no solo transformó su propia vida, sino también la de Comillas. Se codeó con empresarios catalanes e hizo grandes fortunas, convirtiéndose en su regreso a Comillas en Marqués. Como consecuencia de todo ello ahora podemos visitar todo su patrimonio histórico y cultural y disfrutar de uno de los pueblos más elegantes de Cantabria. Listx?

>> Guardar en Pinterest



1. Capricho de Gaudí: es el mayor reclamo de la villa, una de las joyas del modernismo catalán y obra del mismísimo Antoni Gaudí.  Su nombre original es la Villa Quijano y eservía como residencia de veraneo del indiano. Este palacete tan llamativo y colorido funcionó como restaurante hasta el año 2009, cuando se convirtió en museo. No olvides hacerte una foto junto a Gaudí.

2. Palacio de Sobrellano: de estilo neogótico y enormes dimensiones, este palacio fue obra de un reputado arquitecto catalán y sirvió de residencia de verano de Antonio López y López, primer Marqués de Comillas. En su interior podemos ver obras y muebles diseñados por el mismo Antoni Gaudí. ¿Sabías que fue el primer edificio donde se instaló la luz eléctrica en España?

3. Universidad Pontificia: es otro de los bellos edificios de arquitectura modernistas con los que cuenta Comillas, obra de Domènech i Montaner. Está situada en lo alto de una colina y las vistas hacia el pueblo y el paisaje desde allí es precioso. Merece la pena también visitar su interior. Actualmente la sede de la universidad se encuentra en Madrid y el edificio se utiliza como Centro Internacional de Estudio de Español.

4. Monumento al Marqués de Comillas: es otro de los espacios más bonitos de Comillas, abierto y cubierto de verde con muy buenas vistas a la playa y al pueblo. Es un sitio perfecto para comer de picnic cuando hace buen día o desde donde ver el atardecer. El monumento, obra del catalán Domènech i Montaner, es un homenaje al Marqués de Comillas Antonio López y López.

5. La Casa del Duque: justo enfrente del monumento al Marqués de Comillas se encuentra esta misteriosa y preciosa casa de estilo victoriano digna de ser escenario de cualquier película de terror, y de hecho ya lo ha sido. Es una pena que no pueda visitarse por dentro pero solo ver su exterior ya merece la pena. ¿Te atreverías a asomarte entre sus rejas de noche?


6. Cementerio de Comillas: tal vez divises desde algún lugar un gran ángel de piedra sobre unas ruinas: el guardián o ángel exterminador de este bonito cementerio construido sobre los restos de una antigua iglesia del siglo XV de la que solo queda el esqueleto. Un lugar cuanto menos curioso de visitar. 

7. Puerta de los Pájaros: es una puerta de entrada a otra bonita villa privada colonial, diseñada también por Antoni Gaudí para un chalet en Barcelona y después fue reproducida de nuevo para la Casa del Moro (de Paulino Moro). Esta curiosa puerta tiene una entrada para personas, otra para carruajes (vehículos) y la más pequeña es para las aves, de ahí su nombre.

8. Iglesia y alrededores: no debe faltar un paseo por el casco antiguo de Comillas, ver la iglesia de San Cristóbal, el Ayuntamiento y la fuente modernista de Los Tres Caños, diseñada también por Domènech i Montaner. Comillas es también un pueblo tranquilo y agradable de recorrer, con una arquitectura encantadora y numerosas zonas verdes.

9. Un paseo por la playa: situada a 10 minutos a pie del centro, también puedes hacer una escapada para darte un baño en verano, tomar el sol o simplemente pasear. No es la zona más bonita de Comillas pero en verano está muy animada, hay varios chiringuitos a un lado y a otro de la playa y zonas verdes con cesped para hacer picnic.

10. Mirador del Cantábrico: a pie podrás llegar hasta el mirador de Punta de la Moira, pero un poco más alejado del pueblo puedes llegar hasta el mirador del Cantábrico con unas vistas preciosas al mar, prados verdes, la playa de Oyambre y si hace buen tiempo podrás ver hasta las cimas nevadas de los Picos de Europa. Es un camino precioso.


Y estas son las recomendaciones para visitar otro de los pueblos más bonitos, encantadores e interesantes de Cantabria. Con un día tendrás suficiente para recorrerlo todo aunque quizás te entren ganas de quedarte allí a vivir como me pasó a mi. ¿Conoces este pueblo? ¿Qué te ha parecido? cuéntame! :)  >> Guardar en Pinterest

 También te puede interesar

No hay comentarios:

Publicar un comentario