Qué ver en Países Bajos


Dios creó el mundo y los holandeses crearon Holanda. Países Bajos es un país fácil de conocer gracias a su reducido tamaño y distancias cortas. Un país con mucha historia y tradición que respeta su entorno natural, ofrece paisajes y jardines de ensueño y donde las grandes urbes y pueblecitos conviven con su encanto medieval y esa arquitectura tan peculiar.  >> Guardar en Pinterest

Su cultura siempre es vanguardista y su gente de mente muy abierta, puntual y respetuosa, tanto que nos llama la atención asuntos como la legalidad de la marihuana, la prostitución, la eutanasia y el respeto al medio ambiente. Estos son algunos de los motivos que hacen que Países Bajos sea uno de los destinos preferidos para la gente joven pero a continuación descubrirás que este pequeño país es un destino perfecto para cualquiera. Prepara la cámara para hacer fotos de postal :) 



1. Ámsterdam: la capital holandesa es una de las ciudades más bonitas de Europa y a la vez más transgresora, dispuesta a satisfacer placeres para todos los gustos. Así es esta ciudad: cosmopolita, alternativa y divertida, con las noches más animadas de Europa, pero sobre todo encantadora y mágica. Ámsterdam te enamorará. >> Clica aquí para ver con detalle.

2. Volendam: muy cerca de Ámsterdam llegamos a Volendam, un publecito marinero muy particular por sus casas tradicionales de madera y su puerto. Para disfrutar de este pequeño pueblo basta con dar un paseo y recorrer sus calles o tomar algo en alguna terracita si hace buen tiempo. Es una escapada perfecta desde la capital porque está solo a 20 km.

3. Marken: se encuentra en una isla situada en el lago de Markermeer, justo enfrente de Volendam y puede recorrerse fácilmente a pie. De características similares a Volendam, con esas casas tan coquetas de madera y decoradas con flores, es un pueblo tan encantador que sus jardines, granjas y prados parecen un escenario creado intencionadamente. 

4. Utrech: con permiso de la capital y respetando los tópicos holandeses, Utrecht es otro de los destinos preferidos de los turistas por el encanto de sus calles y canales, las bicicletas, sus mercadillos, el mejor ambiente universitario del país y ocio en general. La tranquilidad y paz de sus calles contrasta con el ambiente más desenfrenado de la noche.

5. Zaanse Schans: es un pueblo típico y tradicional holandés repleto de museos y talleres donde podemos ver las costumbres del país antes de su industrialización, como el uso de los famosos zuecos. Es el lugar perfecto para fotografiar los tradicionales molinos de viento holandeses que con más de 200 años todavía siguen en uso.

Calles de Ámsterdam

6. Giethoorn: es un pueblecito tan idílico y mágico que no parece real, y hasta podría decirse que es el más encantador de Países Bajos. El único tráfico que existe aquí son las barcas que navegan por los canales entre puentes de madera, coloridos jardines y casitas que parecen de juguete hechas con el techo de paja. 

7. Molinos de Kinderdijk: los famosos molinos holandeses Patrimonio de la Humanidad los encontramos en este pueblo. A lo largo de la historia se han creado sistemas de control de agua para evitar las inundaciones del terreno que se encuentra por debajo del nivel del mar. Estos 19 molinos ofrecen la estampa más auténtica de la región de Holanda.

8. Jardines de Keukenhof: visitar el jardín floral más bello del mundo es uno de los mejores placeres que podemos ofrecerle a nuestros sentidos. En este jardín se produce durante los 3 meses de primavera una explosión de colores vivos y perfumes de diferentes flores: orquídeas, lirios, narcisos, claveles y por supuesto... tulipanes. Todo un espectáculo visual y olfativo único en el mundo.

9. Haarlem: la ciudad que dio nombre al famoso barrio de Nueva York. Es una bonita ciudad situada muy cerca de Ámsterdam, aunque siempre se ha quedado en segundo plano. Es por esto que es una ciudad mucho más tranquila aunque repleta de calles con encanto, una bella arquitectura y plazas antiguas alejadas de la masificación turística. 

10. La Haya: la ciudad costera que acoge a la Familia Real y la mayor parte del gobierno holandés es una ciudad elegante y majestuosa, con edificios históricos que contrastan con los rascacielos del fondo. Es una ciudad animada, repleta de museos de arte, monumentos, hoteles y tiendas de lujo. No dejes de visitar su paseo marítimo en verano.

Molinos de Kinderdijk

Países Bajos es un destino de cuento para conocer en varios días por su pequeño tamaño y su encanto no defrauda a nadie. ¿Has estado en Ámsterdam o has recorrido la zona? si la respuesta es no y quieres hacerlo, esta lista te será útil para preparar tu visita :) enjoy!   >> Guardar en Pinterest

 También te puede interesar 

No hay comentarios:

Publicar un comentario