Dónde comer y cenar en Madrid

Visitar la capital siempre es un placer porque Madrid es una ciudad de diez: ya sea para hacer turismo, porque estás de paso o por trabajo. No solo son tiendas, museos y jardines; siempre hay algo nuevo que hacer o algo nuevo que probar. Madrid se ha convertido en un referente gastronómico a nivel mundial y eso es indiscutible.  >> Qué ver en Madrid

Aquí hay hueco para todos tipo de viajes, gustos y bolsillos. Desde los bares de tapas más baratos y divertidos que se ponen de moda entre turistas y gente joven, hasta lugares más selectos con estrella Michelín para paladares refinados. Porque todo el mundo debería descubrir la parte más sabrosa de Madrid y sentirse por un momento como un crítico gastronómico, he redactado una lista de los lugares que no te debes perder: los clásicos madrileños, los nuevos lugares de moda, los chefs más reconocidos... ¿listx para hacerte la boca agua?

>> ¿Qué son las estrellas Michelín?



Bares baratos en Madrid

1. La Campana y Casa Rúa (Plaza de España): los bocatas de calamares en Madrid son toda una tradición y el mejor lugar donde lo puedes probar es en los bares de los alrededores de la Plaza Mayor. Los lugares más míticos para probar el bocata (de fama bien merecida) son estos dos. Baratos, bien ricos y buen ambiente. Precio del bocata: 3,50 €. Ten en cuenta que, especialmente los fines de semana, hay muchísima gente y es muy normal tener que hacer cola o acabar comiendo de pie.

2. El Tigre Sidra Bar/Tigre del Norte y El Respiro (Gran Vía/Chueca): estas tabernas sencillas en pleno centro de Madrid siempre están llenas de gente de todas las edades y clases. Cañas y dobles de cerveza baratas (u otras bebidas) y una buena tapa gratis por la cara: patatas bravas, huevos revueltos, paella, ensaladilla rusa... para matar el hambre y darse por comidx/cenadx. Precio de la caña y la doble: 2,50 € y 4 € (incluye la tapa). No esperes de estos lugares un elegante salón como los que vas a ver después. Como aquí decimos, esto son bares 'de batalla' y en hora punta están hasta la bandera.

3. Pez Tortilla (La Latina o cerca de Sol): en cualquiera de sus dos locales, podemos disfrutar de un ambiente muy fresco y joven, y por supuesto de las típicas tapas caseras muy ricas. Tienen una gran variedad de tortillas de patatas que es su plato estrella, croquetas, variedades gourmet y hasta cerveza artesanal. En horas punta suele llenarse así que llega pronto para asegurar tu mesa. El precio de la porción de tortilla: entre 3 y 4 €.

4. Petisqueira y Churruca (Tribunal): bares de barrio en la misma calle, de los de toda la vida con tapas generosas y caseras, incluidas también con la caña. Locales amplios pero llenos de gente (eso siempre es buena señal) y escondidos de los lugares más turísticos. Es cierto que no están situados en zonas que pillen de paso si el motivo de tu visita a Madrid es hacer turismo, pero un picoteo (y darse por comidx) tampoco está de más. Precio de la doble de cerveza: 4,50 € (incluye la tapa).

5. El Capricho Extremeño (Puerta de Toledo): en su carta destaca especialmente la variedad de tostas y su bajo precio. Tampoco tiene una situación céntrica si estás de turismo, pero es un buen plan si vas al Rastro o estás alojado cerca de la Puerta de Toledo. Un sitio de paso para picar algo y hacer hambre. Precio de la tosta: 2,50 €.


Los restaurantes más conocidos

6. Casa Lucio (La Latina): los huevos fritos con patatas fritas de Casa Lucio nunca se pasarán de moda. Un plato tan sencillo como delicioso, que gusta a todo el mundo y el lugar por excelencia para probarlo desde siempre, es aquí. También se cocinan otros platos tradicionales y es necesario hacer reserva para comer o cenar aquí. Huevos rotos: 14 €. Cocido madrileño: 27 € (los miércoles).

Huevos estrellados en Casa Lucio

7. StreetXo y DiverXo (Calle de Serrano): la cocina fusión de Dabiz Muñoz la encontramos aquí. StreetXo tiene muchas referencias de la cocina asiática y el street food que da como resultado una explosión de sabores. Debes probar las Croquetas La Pedroche (4 u.): 19 €. Pero ten en cuenta que no se puede reservar mesa, va por orden de llegada. El menú degustación de DiverXo se llama La Cocina de los Cerdos Voladores: 365 € por persona. Son 3 estrellas Michelín y aquí sí que hay que reservar. Ha subido más de 100 € por persona; será que tiene que pagar su nuevo local.

8. Lhardy (Puerta del Sol): es uno de esos lugares tradicionales y conocidos de Madrid donde se respira historia desde 1839, conservando esa decoración tan clásica y elegante que lo hacen único. En su carta de platos y cocina tradicional, el cocido madrileño es el plato más reconocido del restaurante, junto al soufflé, su postre estrella. No es el lugar más económico para probar el cocido pero es toda una gastro-experiencia a la madrileña más tradicional. Precio del cocido para 2 personas: 60 €.

Restaurante Lhardy 

9. BiBo (La Castellana): la apuesta de Dani García por sus raíces andaluzas en la alta cocina de la capital, la encontramos en el Paseo de la Castellana. Este chef se ha traído muchos de sus platos más demandados en su otro restaurante BiBo de Marbella, por cierto, con 3 estrellas Michelín. Cocina andaluza de la de toda la vida con su toque cosmopolita y guiños a la gastronomía de otros países: brioche de rabo de toro, gazpacho de cerezas y una magnífica coctelería en este lugar con una decoración espectacular, pero muy informal.  >> Consulta la carta aquí.

Restaurante BiBo Madrid

10. Casa Botín (Gran Vía): tenemos aquí ¡el restaurante más antiguo del mundo!, datado del 1725. Fue abierto por un cocinero francés y su sobrino funcionando también como posada, y no ha dejado de funcionar desde entonces. Es otro de los mejores lugares para probar la cocina tradicional madrileña. Parece increíble pensar que por aquí han pasado personajes como Francisco de Goya o Ernest Hemingway y ahora nos toca a nosotrxs! . Callos a la madrileña: 17 €. Cochinillo 27 €.


Los más bonitos/curiosos

11. Bugao (La Castellana): la cocina de 'entre mares' (Atlántico y Mediterráneo) de Hugo Ruíz llega con los productos más frescos a Madrid. Su estrella principal: el atún rojo.

12. Arrogante (La Castellana): restaurante de referencia con una decoración salvaje y ecléctica, inspirada en un circo tradicional. SLVJ ha traído una fusión de gastronomía y espectáculo simultáneo que está causando furor en el mundo entero. Ahora mismo es uno de los restaurantes de moda en Madrid y de los más influyentes. Si quieres una cena diferente con música y fiesta, este es tu restaurante ideal. Precio medio de un plato de pasta: 22 €. Es imprescindible ir con reserva para cualquiera de los turnos de cena.

13. Fanático (La Castellana): es el rey actual del postureo y 'pijerío' madrileño. El local, inspirado también en un circo clásico, es precioso y la carta es sencilla, mediterránea y acertada (aunque no lo precios). Está ideado para que después de la cena continúe la música, los dj's y la fiesta. De allí no saldrás hasta el cierre. Si quieres ir no olvides reservar mesa con bastante antelación porque es el nuevo sitio de moda y vístete bien guapx para ver y ser visto ;) . 

Restaurante Fanático

14. Quintoelemento (Atocha): situado en la azotea de la conocida discoteca Kapital encontramos uno de los restaurantes más espectaculares de la ciudad. Destaca por su enorme bóveda donde las imágenes, casi 3D, nos hacen viajar del cielo al fondo del mar, a la vez que se degustan platos increíbles. Como vemos en todos estos locales, ya no solo importa el sabor y la presentación de la comida. La gastronomía en Madrid va mucho más allá, entre luces, música y espectáculo de 10.

15. Deessa (Museo del Prado)situado en el Hotel Ritz 5*, éste podría ser el restaurante más elegante  y delicado de toda la ciudad; ¡es precioso! . Exclusividad y lujo combinado con una gastronomía de diez, gracias al gran Quique Dacosta, que nunca defrauda y ya tiene una estrella Michelín en este restaurante. El precio de su menú degustación QDRitz: 180 € por persona.

Restaurante Deessa, Hotel Ritz 5* 

Otros lugares emblemáticos

16. Mercado de San Miguel (Plaza Mayor): un mercado de abastos con más de 100 años de antigüedad que ha ido evolucionando y ahora ofrece un tapeo gourmet y de calidad a lxs turistas que lo visitan (poca es la gente de Madrid que sigue viniendo aquí a hacer la compra). Puedes encontrar productos de gran calidad de cualquier rincón de España. Si buscas un aire más fresco, tu mercado sería el Mercado de San Antón, situado en Chueca. 

17. Chocolatería San Ginés (Puerta del Sol): aunque no es la chocolatería más antigua de la ciudad (1894), es toda una institución del chocolate con churros en la capital. Es el lugar donde, sí o sí, debes probar el chocolate con churros. Por aquí han pasado infinidad de personajes famosos que puedes ir descubriendo en las fotos que tienen colgadas en las paredes. Con una decoración clásica y acogedora, en pleno centro de la capital, esta chocolatería es un imprescindible. Una taza de chocolate caliente con churros (6), precio: 4,80 €

18. Café Gijón (Cibeles): hace casi un par de siglos (1888), en este café se reunían los personajes más ilustres de la literatura como Pio Baroja, Valle-Inclán, Maruja Mallo o Benito Pérez Galdós, y fueron varias generaciones de artistas las que usaron este café como punto de encuentro hasta convertirlo en el más afamado de Madrid. Actualmente han mejorado la carta y ofrecen cocina tradicional.

19. Café Barbieri (Museo Reina Sofía): otro de los clásicos de la tertulia de Lavapies, para tomar café desde 1902. Lugar de referencia para intelectuales, amantes del jazz y música en directo. Con una decoración que se detuvo en el tiempo, de sillas de madera y mesas de mármol. Déjate caer por aquí y haz una pausa para tomar café. También hay cocina y puedes probar su deliciosa gastronomía italiana. Precio medio de un plato de pasta: 12 €. Café con leche: 2,20 €

20. Churrería Madrid 1883 (Tribunal): presume de ser la churrería más antigua de Madrid, cuando Malasaña era conocido como 'el Barrio Maravillas'. Sus clientes fieles afirman que son los mejores churros de Madrid, por delante de otras chocolaterías más reconocidas... y es que la receta artesana que han mantenido cada generación nunca ha cambiado. Aquí venían los abueletes cuando eran pequeños y ahora traen a merendar a sus nietxs. 

Chocolatería 1883, Madrid

Algunos lugares se van colando en las listas de los lugares de moda de Madrid y no los hemos probado. Otros se mantienen y deben mantenerse siempre porque son clásicos, y Madrid no sería lo mismo sin ellos. ¿Conoces algún lugar más que deba estar en la lista? ¿Cuales son tus rincones gastronómicos favoritos de la capi? gracias por leernos :).

>> INSTAGRAM <<

 También te puede interesar