Qué hacer en la Habana

La Habana es la capital y orgullo de Cuba. Ciudad bañada por las aguas del mar Caribe que engancha con su personalidad y sus contrastes, su alegría y sus colores de tonos pastel. Es el alma de un pueblo vivo y revolucionario, que siempre tuvo que defenderse de ataques piratas, de los grandes imperios y luchar por su libertad. 

La Habana parece haberse quedado detenida en el tiempo y caminar por sus calles y plazas es descubrir sus 500 años de historia. Grandes hoteles, casinos de lujo, palacetes del siglo de oro cubano son los resquicios de un pasado oscuro, dominado por la mafia y el turismo sexual. Todo ello contrasta con su excepcional arquitectura colonial, la decadencia y el deterioro actual de algunas zonas de la capital cubana. 

Pero su agitada y emocionante historia no es el único motivo por el que visitar Cuba. Será tu primera parada antes de conocer playas de ensueño, bailarás salsa, beberás ron y si nunca lo has hecho antes ¡fumarás puros! . Prepara un buen calzado para recorrer y conocer la ciudad más deseada del Caribe ¿vamos? >> Guardar en Pinterest // Guía en PDF


1. Capitolio: una enorme y hermosa cúpula blanca destaca sobre los edificios deteriorados de Habana Centro. Fue mandado construir como Sede del Congreso, pero tras el triunfo de la Revolución pasó a ser la Biblioteca Nacional y Academia de Ciencia y Tecnología. Su construcción se inspiró en el Capitolio de Washington, aunque este es un poco más grande. Si dispones de tiempo, recomiendo visitarlo por dentro.

2. Un paseo en almendrón: son los coches clásicos que invaden las calles de La Habana y Cuba en general. Recorrer las principales avenidas de la capital cubana y el Malecón en estos vehículos es una experiencia que no puede faltar. Los conductores ofrecen paseos de dos horas acordando un precio. Según las zonas donde lo contrates, los precios pueden variar mucho. 

3. Malecón: es el paseo marítimo y una de las postales más auténticas de Cuba. Aquí la vida se hace por la tarde. Turistas y cubanos, familias, carritos de helado, parejas o grupos de amigos que vienen a pasar la tarde, almendrones... pasear por el Malecón y ver el atardecer (uno de los mejores del mundo) es todo un clásico de la Habana.

4. Plaza de la Revolución: el lugar más revolucionario del país y otro de los lugares más icónicos de Cuba. Se trata de una enorme plaza donde destacan las imponentes imágenes de los héroes cubanos: Che Guevara, Camilo Cienfuegos y sobre todo la enorme torre de José Martí. Es el lugar donde se reúne el pueblo para las protestas, actos de celebración o discursos como los de Fidel Castro.

5. Mojito: ese cóctel caribeño de ron con lima y hierbabuena, originario de Cuba. Entonces ¿Cómo no probarlo? tan refrescante y rico, con el calor que hace en Cuba. Si quieres probarlo en el lugar donde se inventó tendrás que tomarlo en La Bodeguita del Medio. Aunque no será el más económico que encontrarás, este lugar es un icono en La Habana y no te lo puedes perder.

6. La Habana Vieja: es el casco histórico y turístico de la ciudad, y a diferencia de lo que dice el nombre, está reformado y bien cuidado (en comparación con el resto de barrios). Aquí se encuentran la mayoría de los puntos de interés y perderse por sus calles para descubrir el alma cubana es una auténtica pasada y algo que debes hacer sí o sí.

7. Daiquiri: es otro de los cócteles originarios cubanos, hecho de ron blanco, zumo de lima y azúcar. Una vez pruebes el mojito, el siguiente paso es el auténtico daiquiri, y si quieres hacerlo en el lugar donde se inventó, entonces tendrás que tomarlo en El Floridita. Al igual que el mojito, no es será el más económico pero es un sitio clave donde tienes que ir.

8. Castillo del Morro: se encuentra al otro lado de la bahía, sobre una roca que se adentra al mar y desde el siglo XVI-XVII su función fue proteger a la colonia española de invasores y piratas que se adentrasen por la Bahía de la Habana. Como todo castillo, cuenta con un gran muro defensivo, sus torres vigías, cañones que apuntaban al enemigo y faro que se añadió posteriormente. 

9. Parque Central: es uno de los puntos más céntricos de La Habana (enfrente del Capitolio) y está rodeado por algunos de los hoteles más famosos de la ciudad: Saratoga, Iberostar Parque Central, Telégrafo... además del hermoso Teatro de La Habana Alicia Alonso. La plaza siempre está llena de vida y sus bancos llenos de gente descansando o tomando el fresco. Es un buen lugar para hacer una pausa.

10. El Cañonazo de las nueve: mantiene viva la tradición de un acto que se realiza desde el siglo XVIII. Cada noche, a las 21 hrs. se dispara un cañón. Antiguamente era para avisar al pueblo de que las cadenas del puerto y las entradas de la muralla que protegía el intramuros iban a ser cerradas hasta el amanecer, para prevenir al pueblo de ataques piratas y corsarios. Se celebra en la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña y no te lo puedes perder! .

11. La Catedral de San Cristóbal: la catedral de La Habana es el templo religioso más importante de la ciudad y destaca por su bonita fachada barroca del siblo XVIII, diseñada por el mismísimo Borromini, el arquitecto italiano. Aquí yacieron los restos de Cristóbal Colón cientos de años hasta que fueron trasladados a Sevilla. La placita donde se encuentra también tiene mucho encanto.

12. Comida callejera: comer en La Habana en los paladares (restaurantes), fuera de los lugares más turísticos suele ser barato, pero más aún si te atreves a hacerlo en los puestos callejeros, aunque no son aptos para todos los estómagos. En la calle, las medidas higiénicas son muy subjetivas, pero puedes comer un sándwich bien rico por 1 € o probar cualquier tipo de fritangas que encuentres.

13. Plaza de Armas: es la plaza más emblemática y antigua de La Habana, de cuando la ciudad empezó a crecer como una ciudad colonial en el siglo XVI. Antiguamente había una iglesia que desapareció con la explosión de un navío español a principios del siglo XVIII. Ahora se hace un mercado de libros de segunda mano.

14. Bailar salsa cubana: no se puede entender el folklore cubano sin la música y la danza. Los estilos van desde el chachachá, el son y hasta la rumba, pero el más alegre y nuestro favorito es la salsa. No será dificil caminar por cualquier rincón de Cuba y cruzarte con gente bailando por la calle.  No desperdicies el momento y baila, ya sea en La Habana, Santa Clara o en la piscina del hotel con los animadores, para sentirte como un cubanx más.

15. Centro Habana: este barrio se encuentra muy céntrico también (entre La Habana Vieja y el Vedado). No está restaurado como La Habana Vieja, así que podrás conocer la verdadera esencia de la capital (en realidad, verás que parte de la ciudad está que se cae, literal). Mientras que la otra zona está solo pensada para turistas, aquí encontrarás todo tipo de negocios donde la gente hace vida local y los turistas se pierden por sus calles.

16. Paseo del Prado: es una de las avenidas principales de La Habana que transcurre desde el Malecón hasta el Capitolio y recorrerla al menos una vez te será inevitable. Por aquí se encuentran la mayoría de los edificios y hoteles emblemáticos de la capital y las casas y sus pórticos están restauradas  y pintadas de color pastel. Desde el Paseo del Prado puedes conseguir fotos muy auténticas de La Habana.

17. Iglesia de Reina: es la iglesia católica más alta y bonita de la ciudad. Destaca entre toda la arquitectura de Habana Centro por su gran torre del campanario de 50 metros de altura y su estilo neogótico que nada tiene que ver con su entorno. Cruzarse con ella es una sorpresa y si cuentas con tiempo de sobra y te acercas a la Avenida Carlos III, puedes asomarte y verla por dentro.

18. Hotel Nacional de Cuba: un gran edificio estilo Art Deco de los años 30 que no pasa desapercibido. Es el hotel 5* más emblemático de la ciudad y era uno de los más lujosos. Por aquí han pasado personalidades como el actor Marlon Brando, Winston Churchil y gran parte de la mafia estadounidense. Como alojamiento en la actualidad, hay hoteles bastante mejores en La Habana, aunque no deja de ser un símbolo.

19. Callejón de Hamel: es un pequeño callejón peatonal situado cerca de la zona hotelera, que rebosa de vida y cultura. Es como una especie de galería de arte al aire libre, donde las paredes están cubiertas de graffitis, se realizan espectáculos, se oye música en directo y la cultura afro y cubana se fusionan. Un lugar muy interesante para visitar.

20. Fábrica de Arte Cubano (FAC): desde una galería de arte contemporáneo y fotografía a un club nocturno por la noche. 'La fábrica' es el lugar perfecto para salir a tomar algo y acabar bailando o escuchando jazz en directo; cualquier cosa que te pueda sorprender. Es una especie de laboratorio/proyecto cultural y musical repartido en diferentes naves que antes estaban en ruinas y ahora acogen actuaciones de teatro, conciertos, un restaurante de comida de todo el mundo... no te la pierdas!

La Habana es una ciudad muy interesante y diferente a cualquier cosa que hayamos conocido, incluido cualquier otro destino caribeño. Nunca deja de sorprender y por eso es de nuestras capitales favoritas de todo el mundo. Dedícale varios días a conocer su esencia en cada rincón y cuéntanos qué te ha parecido. ¡Gracias por leernos! >> Guardar en Pinterest // Guía en PDF

>> INSTAGRAM <<

 También te puede interesar